CURSOS ADULTOS

Fun Key

Objetivo

Fun key, traducido literalmente como “tecla divertida”, es un curso diseñado para introducir a niños de 8 a 12 años en el estudio del piano y teclado, así como para proporcionarles una base sólida en los fundamentos rítmicos y armónicos que definen los distintos estilos musicales.

Fun key comienza con ejercicios a manos juntas desde el primer día, y da igual importancia a la lectura clásica con dos pentagramas como a la lectura de cifrado moderno. Esto proporciona al alumno un conocimiento equilibrado entre la interpretación de música tradicional y de música popular más actual.

En los seis niveles de los que consta el curso, los alumnos avanzan a gran velocidad, haciéndose siempre un gran hincapié en fomentar el disfrute por el instrumento y por compartir la música con sus compañeros.

Uno de los pilares fundamentales de Fun Key es la creatividad, incluso desde las etapas más tempranas. Para ello los acompañamientos escritos van progresivamente siendo remplazados por acompañamientos del propio alumno, y secciones abiertas de improvisación dan lugar finalmente a la creación de piezas totalmente originales.

Los alumnos de Fun Key que desean continuar sus estudios una vez alcanzado un nivel medio, pueden avanzar hacia los cursos grupales de niveles superiores.

Horario

  • 1 clase semanal de 60 minutos

Duración del curso

  • 4 años (6 niveles)

Tamaño del grupo

  • 6-10 alumnos
  • puesto individual con un teclado por alumno

Especialidades Instrumentales

Objetivo

Los cursos de instrumentos creados por Yamaha están diseñados para introducir a los alumnos en el estudio y la práctica de los mismos. El adulto podrá elegir cuál de los diferentes tipos de instrumentos quiere empezar a tocar (piano, guitarra, batería, bajo, instrumentos de cuerda o instrumentos de viento).

El curso comienza con ejercicios que ya desde el principio aúnan el aprendizaje del sonido, el ritmo y la armonía, en su forma más básica. A estos ejercicios les siguen canciones sencillas para que el alumno ponga en práctica cada nuevo elemento introducido. Todas las lecciones aparecen escritas en los tradicionales pentagramas y además incluyen cifrado americano para ir
proporcionando al alumno conocimientos en la interpretación de la música popular de la actualidad.

El curso consta de diferentes niveles en los que se fomenta disfrutar de tocar el instrumento y de compartir la música con los demás. Así, en cada lección el profesor acompaña al alumno con el piano o con el mismo instrumento para que el alumno sienta la importancia y el placer que significa hacer música juntos.

La creatividad es otro de los puntos fundamentales de los cursos Yamaha. Por ello, desde el inicio del aprendizaje se incluyen ejercicios abiertos a la improvisación y el desarrollo del aprendizaje por imitación, al escuchar e improvisar junto al profesor, hasta que el alumno llega a la creación de sus propias piezas.